Cocina fácil para la mujer moderna o cocina moderna para la mujer fácil

Un día más


Un haz de luz que se filtraba entre las persianas la despertó.
En realidad todavía muy amodorrada, mala noche, insomnio, rohipnol, un vaso de Gin por fin la habían tumbado, pero ahora , volvía a la triste conciencia de despertar..
Una presión en el vientre, algo pesado, casi doloroso..
(Ernesto , pensó…..)


-Correte, boludo ! – dijo cariñosamente dándose vuelta hacia el pasillo….
El enorme Basethound , sacó su pata de encima y bostezó ruidosamente. Gimió , se levantó , dio media vuelta y volvió a acostarse a un lado de la amplia cama.
El olor a perro la invadió con fuerza.(-Hoy te baño ) Acarició la cabezota del bicho , que abrió los ojos y la miró con ese cariño que sólo pueden darnos los perros.
Bostezó nuevamente.
Le contagió el bostezo….
Parecía que se le iba a desencajar la mandíbula…
Se echó un pulóver sobre los hombros, embocó las viejas y mordisqueadas pantuflas y salió al patio tiritando…
Entró al pequeño baño , se sentó y una catarata interminable comenzó a brotar…..parecía que se iba a desagotar completamente, como si todo el líquido acumulado durante la noche intentara salírsele de repente… Una sensación de bienestar comenzó a invadirla..
Se sacó toda la ropa y se puso bajo la ducha caliente , muy caliente , dejándola correr por su pelo, su espalda, sus pechos..
Se enjabonó con desgano, esquivando las zonas que pudieran excitarla, pero poco a poco, comenzó a acariciarse , hasta que por fin sintió como una pequeña explosión que venía desde dentro, luego otra y otra como olas , cada vez menores hasta que por fin pararon…
Jadeando un poco todavía comenzó a enjuagar todo el jabón , dejándolo correr.
Se envolvió el pelo y se secó con una toalla mediana un poco húmeda que estaba colgada a un lado de la ducha.
Se tiró encima el camisón y el pulóver y salió nuevamente al patio.
El aire frío la golpeó pero le hizo bien, casi la despejó del todo.
Arrastrando las chinelas entró a la cocinita.
-Guachos ! ,morfan y dejan los platos y las sobras por todos lados.
(Pensó cariñosamente de sus “nenes” , dos boludos de más de 18 años)
Seguro que volvieron de madrugada y total , la vieja ….. limpia…..
Empujó las cosas haciendo un lugarcito en la mesa , encendió el gas y puso a calentar la pavita del mate…
Sacó una cucharadita de yerba vieja de anoche, le agregó una de yerba nueva , manoteó el tubito de las anfetas y se mandó dos o tres y se cebó el primero, medio frío….(una purga ! )
Ernesto apareció casi arrastrando las orejas por el piso ,le apoyó la cabeza en las rodillas y la miró pidiéndole algo…(galletas, pensó) Le dio una , de la lata, tomó otra para ella…
-Que los platos los lave Mongo ! masculló , sabiendo que Mongo sería ella cuando volviera del trabajo.
Apagó el gas. Se pintó casi sin mirarse se tiró un vestido encima y salió a la calle.
Caminando , unas pocas cuadras, esto la despejó del todo.
-Puta madre !, No quiero ! No quiero! y No quiero! …
Pero de algo hay que laburar, si no te comen los piojos, te comen…
Entró saludando inexpresivamente al portero y se fue directo a la sala del café.
Se sirvió una taza bien grande con cinco o seis cucharadas de azúcar y comenzó a tomarlo despacio, mirando sin mirar el fondo que se acercaba.
De pronto escuchó el timbre que anunciaba el comienzo de la jornada.
-Otro día, carajo !…..Bueno más se perdió en la guerra…
Los pequeños monstruitos la rodeaban con sus gritos, preguntas, tironeándole del guardapolvos , unas madres vinieron a preguntarle no se qué, ella les respondió algo…La directora saludó y también dijo … (siempre las mismas boludeces ) y algunas compañeras rieron , se quejaron de sus parejas, de sus hijos , hicieron algún comentario obsceno , rieron ruidosamente ……….
Se metió en el aula con todos los monstruitos chillando , saltando , corriendo con toda la energía que a ella le faltaba…
-No me estarán chupando la poca energía que me queda, estos desgraciados ? Se preguntó recordando un programa de la tele que hablaba sobre vampirismo y otras boludeces.
El día fue transcurriendo, por suerte, como siempre, con los mismos casos y cosas, uno se pishó , otra se golpeó, otro perdió sus cosas, otro lloraba que quería a su mamá .
-Yo también quiero a mi mamá , pensó…
Habló con otra madre hinchapelotas que estabaconvencida de ser la madre de Einstein?.., la secretaria le dijo algo sobre no se que mierda de registro y la vice , de una reunión de Cooperadora que se haría un día en algún lugar y a una hora
-Cuatro y veinte gracias a Dios.
Tiró el guardapolvos dentro del armario, agarró la cartera y salió a la calle.
Pese a que era invierno, la tarde no demasiado fría y soleada la reanimó un poco…
Caminó por la vereda del sol hacia el barcito de Mercedes.
Entró saludando.
-Un cortado .
Se sentó en la barra y mirándose al espejo comenzó a tomarlo despacito. De la cartera sacó un par de pastas y se las tragó con el café??(Un día de estos las dejo?.mintió?)
Tiró dos pesos sobre el mostrador y se metió en el baño , apoyó la cartera y sacó una bolsita de nylon con cosméticos baratos.
Primero se puso una base, luego se pintó los labios y los ojos .
-Bueno , para pasar de los cuarenta y pico , no estoy tan mal, se dijo , poniéndose unas gotas de perfume , imitación de Opium.
No muy convencida, guardó sus cosas en la cartera , pensando en una estupidez que había escuchado no se donde … “la mujer es como el indio , cuando se pinta es porque quiere guerra ” , seguro que el que lo había dicho era un hombre
Oscurecía cuando salió otra vez a la calle.
Entró a la agencia de remises donde hacía una changa como recepcionista y se sentó en el escritorito atiborrado de papeles.
-Todo bien ?, preguntó….
-Si todo igual, dijo la empleada de día, no pasa nada. Chau !
-Chau…Saludos a……(no se acordaba el nombre del novio….)no importa.
Encendió el cartel luminoso. REMISES—–REMISES —–REMISES
Se encendía y se apagaba rítmicamente.
Atendió dos o tres pedidos, los pasó por radio a los choferes, una vieja que iba a visitar a la hija, un tipo a Ezeiza , una mina a la Provincia, una pareja a un telo……. El reloj de la pared marcaba las diez y diez, le llamó la atención porque la hacía acordar de una vidriera del Trust Joyero (Hace tanto …) donde todos los relojes marcaban las diez y diez…
En eso se dio cuenta de que Laureano (no se qué ), uno de los choferes de noche, se había sentado frente a ella y la miraba.
Levantó las cejas como preguntando ..y ?
Ella bajó un momento la vista , pero luego lo miró a los ojos y le mantuvo la mirada fija , sin parpadear.
Laureano se levantó, le tomó la mano por encima del escritorio, descolgó el teléfono con la otra y se acercó a su lado.
Parado casi tocándola, le llevó la mano sobre su sexo.
Ella tanteó esa cosa cada vez mas dura , acariciando, apretando, se puso de pie, y comenzó a retroceder hacia el fondo del local, un pasillo oscuro que comunicaba con el baño, a un sillón de cuerina gastada .
El cartel seguía titilando REMISES —– REMISES
Laureano hacía su trabajo …
Luego se retiró hacia el bañito, orinó, subió el cierre y se dirigió hacia el tablero de los pedidos , tomó uno al azar y se dirigió a la puerta con una mirada casi indiferente.
Ella , con la bombacha por las rodillas, también se metió en el baño, se sentó en el inodoro salpicado, también orinó pero se quedó sentada un rato con los codos apoyados en las piernas, sosteniéndose la cabeza.
Tomó el vasito de plástico y se enjuagó la boca…
Se sentó en el escritorio y buscó un chicle o algo que le sacara ese gusto. Encontró un caramelo viejo.
Algo es algo.
Miró el reloj, las diez y veinticinco.
-Y media me las tomo , venga el dueño o no….
Y media cayó el patrón…..
-Todo Bien ?
-Todo igual , la misma mierda de siempre, no pasa nada….Chau!
-Chau….Hasta mañana…
-Si , hasta mañana…
Caminó las cinco cuadras de vuelta, mirando al piso, entró a su casa, todavía no había nadie, las cosas de la cocina seguían igual.
Ernesto, acostado en el sillón del patio la miró , bostezó y siguió durmiendo….
Distraídamente, entró a la cocina, tiró la basura, lavó mas o menos los platos de la noche anterior, sacó unas manzanas de la heladera y se las llevó a la cama, junto con un vaso de coca ….
Encendió la tele , unos tipos estaban dando la solución para arreglar el mundo, mordisqueó las manzanas, de la mesa de luz sacó una petaca con Gin y la agregó a la coca, en el cajoncito encontró el Rohipnol, tomó una o dos pastillas , pensando qué pasaría si tomara más, o si se las tomara todas …..
Un traguito de coca con gin , una pastilla , otro traguito , otra…..
Un haz de luz que se filtraba entre las persianas la despertó.
En realidad todavía muy amodorrada, mala noche, insomnio, rohipnol, un vaso de Gin por fin la habían tumbado, pero ahora , volvía a la triste conciencia de despertar..
Un día más…..

Los comentarios están cerrados.