Cocina fácil para la mujer moderna o cocina moderna para la mujer fácil

Dieta Ketogénica – Aumenta masa muscular y quema grasa al mismo tiempo!


Imagen

 

Aunque esta dieta no es exactamente balanceada, hay quienes opinan que es de las mejores dietas, especialmente para aquellos que quieran hacer masa muscular y bajar grasa. Lo dejamos a tu juicio y consideración.

 Cuántas veces no hemos tratado de subir masa muscular con la típica dieta: Es cierto, debemos consumir más calorías que lo que el cuerpo consume para sobrevivir (requerimiento calórico basal) para ganar kilos de músculo. Sin embargo, mucha gente come calorías en exceso y esto lo que produce es que el cuerpo almacene esta energía sobrante en forma de grasa. También es cierto que tendrás masa muscular, pero al menos que quieras estar fuerte y parecer hecho de bombón, esta no es la forma correcta. Para definir los músculos es necesario bajar la grasa. Los músculos abdominales o “cuadritos” como muchos los conocen popularmente, no se marcan en el cuerpo sino hasta alcanzar un porcentaje de grasa aproximadamente de 12% o menos.

 Claro que existen los fenómenos con genética excepcional, que lo único que tienen que hacer es comer y comer y levantar peso, aquellos que no almacenan nada de grasa, gracias a su metabolismo y que también sintetizan proteína a un grado impresionante. Desafortunadamente la mayoría de la gente no es así. También existen aquellos que tienen un metabolismo tan rápido que les es difícil consumir las calorías suficientes para ganar músculo.

Esta dieta está dirigida especialmente para aquellos que ganan grasa con facilidad y les cuesta trabajo ganar músculo.

 LA DIETA KETOGÉNICA.

 El funcionamiento de esta dieta es sencillo. Consiste en consumir alimentos ricos en grasas y proteína, y muy pocos carbohidratos durante 5 días y después un día y medio de muchos carbohidratos y mucha proteína. La proteína nos ayudará a conservar el músculo en el proceso de la pérdida de grasa durante los primeros 5 días. Aquí, el  papel más importante lo juega la grasa, he aquí la explicación:

 El cuerpo utiliza principalmente la glucosa como fuente principal de energía. Los carbohidratos son convertidos en glucosa y de ahí el cuerpo utiliza su energía. Cuando el cuerpo tiene glucosa en exceso, libera insulina (una hormona muy importante para construir músculo, una de las dos hormonas principales que regula la glucosa en la sangre) y almacena la glucosa en forma de grasa. Si, en la lonja.  Es por eso que, si consumimos una dieta baja en carbohidratos, mantendremos los niveles de glucosa al mínimo y el cuerpo comienza a utilizar las grasas como fuente de energía principal. Pero no solamente utiliza las grasas de la dieta, sino las del propio cuerpo! El hígado convierte las grasas en ketones, utilizados como energía. También al mantener los niveles de glucosa al mínimo, mantenemos los niveles de insulina al mínimo.

 Después viene el día y medio de consumir una dieta alta en proteína y alta en carbohidratos, baja en grasas. La razón para esto es para recuperar la glucosa perdida de los músculos y poder volver a ejercitarnos. Al consumir carbohidratos produciremos insulina, la cual hará que la proteína consumida entre a las células de los músculos junto con la glucosa, que provocará un crecimiento de los mismos. Trata de reducir el consumo de grasa puesto que también la grasa se almacenará en tus células.

EL ENTRENAMIENTO: Puedes entrenar normalmente, pero recuerda que si tu objetivo principal es aumentar masa muscular, aún debes consumir más calorías que las que tu cuerpo gasta normalmente. Esta dieta también sirve para bajar mucha grasa y mantener tus músculos, pero repito, si tu objetivo es crecer, consume más calorías en forma de grasa y proteína en los 5 días. Los días más importantes para entrenar son: el quinto día, justo antes de comenzar a consumir los carbohidratos, para que tus músculos estén completamente drenados de glucosa y absorban todos los nutrientes a la hora de consumir los carbohidratos. También es muy importante entrenar fuerte después de tu día y medio de consumir carbohidratos, para regresar al estado de producir ketones como fuente principal de energía del cuerpo.

 Para calcular las calorías que necesita tu cuerpo (metabolismo basal) realiza el siguiente cálculo:

Mujeres: 7,4 x peso en kilogramos + 428 x altura en metros + 572

Hombres: 16,6 x peso en kilogramos + 77 x altura en metros + 572

 Otra de las ventajas de esta dieta, es que al reducir los carbohidratos y aumentar las proteínas, aumentas los niveles de hormonas como la testosterona.

 Muchas personas se preocupan por que esta dieta altere los niveles de colesterol por la cantidad de grasa consumida, sin embargo, el cuerpo está metabolizando las grasas de una manera especial en la que también reduce los niveles de colesterol. Si te preocupa esto, puedes hacerte un examen sanguíneo regularmente para monitorear tus niveles de colesterol.

 Para mejorar los resultados, te recomendamos consumir 200 miligramos de magnesio al día y 200 microgramos de picolinato de cromo.

 

Los comentarios están cerrados.